domingo, 20 de marzo de 2011

Turn On Side

Hay palabras o expresiones que son imposibles de traducir literalmente de un idioma a otro, este el caso de “Turn On Side” (textualmente sintonizar el lado). La primera vez que lo escuché fue en las transmisiones de los partidos de basquetbol de la NBA cuando mostraban una jugada desde cámaras situadas en el lado opuesto de la cancha y es que en resumen el término significa cambiar el punto de vista.
No me referiré a “cambiar el punto de vista” en términos motivacionales o de actitud frente a la vida, a fin de cuenta siempre me han resultado una tanto molestos los gurús de la autoayuda, pero si en el sentido de que algunas situaciones, personas y/o lugares se merecen una segunda oportunidad.
Hace años atrás estuve de paso por Arica en un viaje al Perú y la ciudad no me llamó para nada la atención. En las pocas horas que permanecí allí todos aquellos con quienes conversé me insistieron que no podía dejar de visitar el Morro de la ciudad cuya visión tampoco me resulto cautivadora por decir lo menos.
Unas pocas semanas atrás debí volver a la nortina urbe por razones laborales y la verdad es que la perspectiva de dicho viaje no me resultaba en ninguna forma llamativa. Igual que hace tres años deambulé frente al Morro y al igual que hace tres años no me llamo mucho la atención, pero como ahora disponía de algo más de tiempo opté por visitar el club náutico de Arica.
Les aclaro que el 99% de las fotografías y postales del mencionado morro están tomadas desde el noreste pero la ubicación de esta marina deportiva permite contemplar el peñón rocoso desde el suroeste, algo así como mirarlo desde el patio trasero. En este nuevo ángulo y a la hora del atardecer los ocres colores del peñón se reflejan en las aguas de la bahía donde se entremezclan con los tonos fucsias aportados por las nubes al ocaso generando una de las imágenes más llenas de calidez que me ha tocado observar y fotografiar.
No es bueno juzgar los libros por la portada, todo lugar desde el ángulo adecuado y con la luz adecuada puede ser hermoso.


4 comentarios:

tomasuncafe dijo...

hermosa fotografía esta mirada que es la otra, solo que a veces uno ya no quiere otro enfoque, un abrazo

Patricia González Palacios dijo...

No tengo la suerte de conocer el norte aún, siempre mis escapadas han sido al sur. Me han dicho que tiene su encanto, y como dices tú , todo depende del ángulo que se mire, espero cuando tenga la oportunidad verlo desde el ángulo indicado, porque lo que he visto aún no me convence, linda semana y buenos negocios, un beso.

mi nombre es alma dijo...

Ya no solo del punto de vista sino del estado de ánimo las cosas nos parecen diferentes.

Belén dijo...

Pues tienes razón, mejor dar una segunda oportunidad a las cosas que no nos gustan, eso si... las que nos gustan, mejor no revisarlas :)

Besicos