martes, 15 de marzo de 2011

El Florecer de Nano Stern

Es extraño que un artista que se niega sistemáticamente a aparecer en programas de televisión y que no permite que sus canciones sean tocadas en las radios más populares sea una verdadero ícono juvenil que agota entradas donde se presenta y cuyas composiciones, transmitidas principalmente de boca en boca, sean coreadas por una multitud. Es extraño que este mismo artista al que las productoras nacionales ignoran sea una figura de culto capaz de llenar estadios en los festivales folk realizados en Australia y Europa oriental. Es extraño que un joven oriundo de una familia acomodada eventualmente destinado a dirigir alguna poderosa empresa decida recorrer el mundo con unos pocos dólares en los bolsillos, cantando en las calles de Santiago de Compostela, haciendo dedo en la carretera hasta llegar a Budapest, acompañando a un circo gitano hasta Venecia, viajando de polizonte hasta Estambul y acompañando a una caravana hippie hasta Katmandú. Es extraño que alguien que ha viajado por los lugares más recónditos y sorprendentes del mundo nunca haya tomado una fotografía o video de dichos lares y decide retratarlos y compartirlos sólo a través de sus canciones. Pero estas extrañezas son las que han convertido a Nano Stern en una suerte de Kurt Cobain del rock indie en latinoamerica.

Florecer
“Florecer en silencio
Sintiendo el calor de la tierra por entre mis venas
Tocar a tu puerta por primera vez
Se despertaron las hadas que estaban durmiendo
Esperando el tiempo de extender sus alas.

Perecer por momentos
La vida deja de ser vida y paso a ser torrente
Y bebes de la fuente que es la esencia mía”.


5 comentarios:

Alimontero dijo...

Hola Luis! tu siempre sorprendiéndome con tus historias....

un gran abrazo!

ali

Isabel - Frabisa dijo...

No tenía ni idea de que existía este hombre.

Gracias por compartir la información.

un saludo

Belén dijo...

La verdad es que si que suena extraño, pero tiene todas las papeletas para que sea un ídolo

Besicos

Rembrandt dijo...

Querido Luis,
ya lo dijo Alguien hace más de dos mil años , " ... nadie es profeta en su tierra, ni entre su familia y sus parientes" (no es textual, pero sí el contenido)
Curiosamente la imagen de Nano Stern me hizo recordar a Él y grxs a tu post fuí a youtube para ver más sobre este artista que apenas conocía y me gustó, un auténtico juglar.

Anduve un poco alejada de los blogs por diferentes motivos, algunos ajenos a mí, pero por suerte retornando felizmente ya que puedo volver a visitar sitios como el tuyo que tanto me gustan.

Besos para vos y que estés muy bien.
REM

mi nombre es alma dijo...

No le conocía, pero intentaré escucharle.