sábado, 9 de febrero de 2013

Noches de Magia


Una de las ventajas provocadas por el pirateo musical en internet es que las bandas se han visto obligadas a necesariamente hacer presentaciones en vivo para financiarse y ya no basta colocar un par de temas en las radios y de ahí en adelante vivir de los réditos de ello. 
La verdadera magia de la música se percibe en vivo y en directo. Es allí cuando se aprecia la calidad de los intérpretes libres de efectos y arreglos de producción; aparecen nuevas versiones y arreglos de los temas clásicos; y a lo netamente sonoro se agrega el espectáculo visual de luces y puesta en escena. 
Solo en un concierto en vivo de Congreso se puede apreciar la complicidad de Pancho Sazo con Hugo Pirovich, el virtuosismo de Raúl Aliaga y de “Tilo” González, y el histrionismo de Jorge Campos; y como todos ellos aparecen y desaparecen en un mar multicolor.

1 comentario:

María José dijo...

La sensación es increíble, si tu cuerpo vibra cuando estás en casa y escuchas LA CANCIÓN que te llega al alma, escucharla en vivo es entrar en una catarsis total!