sábado, 23 de febrero de 2013

El Último Eslabón de la Caleta

Hay espíritus libres amantes de las cosas simples que sueñan con internarse en las profundidades del mar y son felices lanzando cada día sus redes en busca de los frutos del océano. 
Hay espíritus libres amantes de las cosas simples que sueñan con un humilde puesto en un mercado y son felices cada día comerciando sus productos. 
Me pregunto si existen espíritus libres amantes de las cosas simples que sueñen con pasar sus días limpiando de su piel el pescado comprado por otros, supongo que sí porque si las personas más alegres que he conocido.

1 comentario:

Gert Jan Hermus dijo...

Nice blog post! :-)

Greetings from The Netherlands,
DzjieDzjee