jueves, 10 de octubre de 2013

Palabra de Barman

• Pasa por la barra, convérsate un trago, después si quieres ándate a una mesa.
• No le des la espalda a la barra, eso es de rotos. 
• Ni soy doctor ni soy maestro y si no te he visto nunca difícil que sea tu amigo, así que trátame por mi nombre. 
• No se te vaya a ocurrir llamarme chasqueando los dedos. 
• Un buen trago toma tiempo, una buena atención también. En una buena barra no hay apuro. 
• Si te quejas del Martini fuerte o del Borgoña dulce es que no sabes de tragos, así que o preguntas primero o te callas después. 
• Ningún problema en llevarle un trago a la señorita que tú quieras, pero solo eso. Nada de papelitos, mensajitos o números telefónicos. No soy el celestino de nadie. 
• No te olvides de la propina, mira que algún día puedes volver.

3 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

como estas?
me gustan tus letras
un abrazo

RECOMENZAR dijo...

como estas?
me gustan tus letras
un abrazo

Alís dijo...

No es fácil ser un buen barman. Cuando encuentras uno, hay que cuidarlo. Resulta más barato y más agradable que ir al psicólogo.
Echo mucho de menos a mi barman favorito, mi amigo Luis, con quien disfruté unos quince años de buenas conversaciones. Lamentablemente, falleció, joven aún, hace ya ocho años.

Un abrazo