sábado, 13 de octubre de 2012

Subercasoux

En Chile existe cierta aristocracia que poco tiene que ver con méritos o el dinero que se tenga sino más bien con el apellido que se lleva. Para poder clasificar en este selecto grupo usted debe reunir los siguientes requisitos: 
Primero - Su apellido debe ser llevado también por algún palacio emplazado a lo sumo a principios del siglo XX en el casco fundacional de Santiago; eso demostrará que es una fortuna con tradición y poco importa si hace décadas que dicho inmueble fue vendido a algún tercero y hoy funciona como centro de eventos. Nada de mansiones en el barrio alto, eso es de nuevos ricos. 
Segundo – Su apellido debe ser llevado también por alguna vitivinícola; eso demostrará que por lo menos hasta la reforma agraria su familia perteneció a una casta de terratenientes. 
Tercero – Su apellido debe ser llevado por algún personaje que aparezca en los libros de historia. En este ítem se privilegian los ex presidentes, no importa lo mal que lo hayan hecho, y los artistas, mientras más incomprendidos mejor. 
Cuarto – Por nada, pero por nada del mundo su apellido se encontrará vinculado al negocio del retail. Aunque inmensamente exitosos, eso queda para los inmigrantes llegados después de la Segunda Guerra Mundial. 

Bonus track personales 
-Si su apellido también ha sido llevado por algún alto prelado de la iglesia católica (lo que no sería raro) hágase de amigos entre la comunidad gay, no sea cosa que lo acusen de retrograda. Un verdadero aristócrata siempre es un vanguardista. 
-Un buen apellido debe ser complementado por un buen nombre. En este sentido prefiera los cuatrisílabos, Federico o Isidora son ideales. Si no es el caso usé sus dos nombre compuestos y en el caso de las féminas se recomienda que el primero sea María. 

 Si cumple con todos estos requisitos no intente aumentar sus virtudes y despreocúpese de sus defectos, está destinado a ser invitado constante de cuanto evento social exista en el país. Si no los cumple construya una casona de estilo minimalista y plante unas cuantas vides, si tiene suerte sus bisnietos podrán preciarse de aristócratas.

1 comentario:

MARIA DE LAS NIEVES CISTERNA dijo...

Muy buenos tus especiales consejos .... me gusto mucho tu posición al respecto ... ASdelante !!!