domingo, 13 de noviembre de 2011

Todas las Escaleras del Mundo

Pablo Neruda en alguna ocasión señaló que si recorriéramos todas las escaleras de Valparaíso daríamos la vuelta al mundo. Si así fuera supongo que a estas alturas ya he caminado un par de continentes.
Pero hace poco y luego de visitar un pueblo abandonado en medio de las pampas de Atacama me di cuenta que todas las escaleras del mundo no son más que unos cuantos peldaños hechos de madera, piedra o cemento, puestos sobre el relieve del terreno, sin mayor uso, sin mayor utilidad, sin mayor destino. Es tan solo cuando alguien transita por esos peldaños que estos se transforman en una escalera, con un comienzo y un final, uniendo dos puntos, con una dirección específica, es tan solo cuando alguien transita por ellas que se descubre si esa escalera es de subida o de bajada.
Quizás como en todo orden de cosas la verdadera magia está en las personas.

5 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Esperemos que sea así y que la magia este en nosotros. Falta nos hace.

Belén dijo...

Y en cada escalera conoces a gente de todo el mundo? tengo que ir a Valparaíso...

Besicos

tomasuncafe dijo...

Mágico Luis siempre un placer el ejercicio que queda después de leerte, un abrazo

mabel casas dijo...

hola Luis

me encantó este texto
las escaleras son tan maágicas como las personas
y como las personas , ellas se van haciendo por necesidad de mantenerse en pie, de ver paisaje, de poner el hombro, de transcurrir la vida siendo...

un gusto leerte

Jan Puerta dijo...

La magia en las personas, la vida... en recorrerlas.
La narración me recuerda un tiempo donde las aventuras literarias y mi imaginación me hacia vivir mil sueños.
Un abrazo